El cajón del Geek

Los regalos de fin de curso a los profesores ¿son necesarios?

Hola a todos/as. En el día de hoy quiero dar mi opinión en relación a un tema que han tratado hoy en el Podcast de Madresfera «652. Agenda con @canorocio y el tema de regalo para profesores en verano». Algo que llevo ya varios años dándole vueltas y que según se acercan estas fechas lo vuelvo a madurar en mi cabeza.

Los regalos de fin de curso a los profesores ¿son necesarios?

Esta es la principal reflexión que me viene a la mente, la necesidad de hacerlo. Aunque las comparaciones son odiosas. ¿Le pagas al policía cuando te toma una denuncia? ¿Le pagas al funcionario cuando realizas un trámite de empadronamiento? Por nombrar algunos ejemplos.

Entonces ¿Por qué regalar a un maestro por realizar su trabajo? En este tema hay muchas puntualizaciones y como siempre la casuística individual puede afectar, pero en mi caso la reflexión es muy clara. Estoy totalmente en contra de este tipo de prácticas.

Estos temas en los grupos de los coles, crean mucha controversia e incluso en algunos casos rechazo hacia nuestros pequeños. Por mencionar uno de los casos personales recientes, en el curso pasado, la profesora titular del pequeño en 2 de primaria, cae enferma a mitad de curso. Comienza una suplente a dar clase a nuestros pequeños, y al terminar el curso cogemos todos los padres y aportamos para un regalo, ya que la evolución de nuestros pequeños, ha sido notoria y sobre todo a mejorado mucho su rendimiento (por eso mencionaba antes lo de la casuística, ya que los niños estaban ilusionados con esta profesora).

No contentas con esto las madres/padres, proponen hacer otro regalo más. Por lo que en casa decidimos, que en este segundo no vamos a participar. Y aquí es donde veo yo que afecte a nuestros pequeños un rechazo, ya que a la hora de entregarlo van todos los niños ilusionados a darle el regalo y una vez entregado este, sutilmente se invita a nuestros pequeños a abandonar el lugar, dejando claro quien ha aportado y quién no.

Por eso estoy totalmente en contra de este tipo de prácticas, ya que hay muchas familias que no aportan y no es grato ver como se desplaza a los niños por ello, ya no por sus propios compañeros, si no por las madres de estos.

Si analizamos todo lo anterior, yo no lo veo solo como una cuestión económica, ya que las aportaciones para estos regalos son mínimas,  si no más como un valor hacia nuestros pequeños, inculcando ya desde pequeños esas diferencias entre compañeros. Y como apunte, los profesores deberían de negarse a este tipo de prácticas.

¡Ojo! Esto es una opinión totalmente personal y por ello no debe de coincidir con la vuestra, pero si me interesaría saber vuestra opinión. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *